Las uvas provenientes de clones selectos de Pinot Noir, fueron cosechadas de forma temprana, donde se utilizó un método de fermentación por capas, entre racimos enteros, granos y escobajos. Dicho proceso tiene un “desvine” anticipado para posteriormente, llevar 100% del vino durante 12 meses a barricas de roble francés.