Esta línea de vinos proviene de los viñedos más antiguos de la bodega y cada variedad toma como inspiración las distintas personalidades de los nietos de la familia. El refinamiento y elegancia del Pinot Noir y la delicadeza y seducción del Riesling fueron asociadas a las niñas mientras que el Malbec estuvo claramente inspirado en los varones, fuertes, corpulentos, con una gran personalidad pero a la vez cálidos, dulces y originales.