Taittinger Brut Reserva está compuesto por un 40% de Chardonnay y un 60% de Pinot Noir y Pinot Meunier, que proceden de más de 35 viñedos diferentes y de varias vendimias perfectamente llevadas a maduración.

Esta fuerte proporción de Chardonnay, única entre los grandes champañas sin añada, así como una crianza mínima de tres años en bodega, donde alcanza su plena madurez aromática, hacen de Taittinger Brut Reserva un champagne muy equilibrado, cuya calidad, de una constancia absoluta, es reconocida en el mundo entero.

El Champagne Taittinger se siente honrado de concebir así un Brut sin añada